Dos jóvenes podrían ir a la cárcel por llevar algunos gramos de azúcar

Un bote igual que llevaban los jóvenes

Año 2012. Un día de navidad como muchos otros. Toni y su familia hablan de temas banales durante la sobremesa de la comida navideña y el tío del joven, de profesión químico, coge una pequeña cantidad de azúcar y pellizco de una inofensiva sal de laboratorio (clorato sódico). “Mirad, mirad, esto que es azúcar se enciende como si fuera una cerilla”, explicó el tío de Toni. Después del experimento, muy similar al que se incluye en el juego Quimicefa Plus, que se puede encontrar en todos los grandes almacenes, Toni se guardó en el bolsillo un minúsculo bote de 4cm con una reducida cantidad de la muestra para hacer el inofensivo experimento con sus amigos. Pero se olvidó. Según explica este vecino de Mataró, el bote era tan pequeño que, sin darse cuenta, se quedó en la chaqueta durante cuatro meses. Fue el 23 de abril de 2013 a mediodía cuando Toni y su amigo Eric bajaban hacia las Ramblas de Barcelona para visitar los puestos de libros de la Diada de San Jordi.

De golpe, comienza una historia que a día de hoy amenaza a los dos con el ingreso en prisión. Una patrulla de Mossos d’Esquadra les detiene y les registra. Los agentes encuentran el pequeño bote con 2,56 gramos de mezcla de polvos de color blanco…

Fuente y leer más: DIAGONAL PERIÓDICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s