Sus compañeros le ceden 350 días de vacaciones para que pueda cuidar a su hija enferma

thumb

Cuando Jonathan y Marine Dupré, una pareja de Neufchâtel-en-Bray, al noreste de Francia, se enteraron de que su hija Naëlle sufría un cáncer de riñón, sufrieron un fuerte golpe en sus vidas. La operación, la quimioterapia… un proceso largo y doloroso que requiere toda su atención. Por eso, los compañeros de trabajo de Jonathan decidieron ayudarle. En Francia, una ley de 2014 permite a los trabajadores ceder días de vacaciones a un compañero si cuentan con el visto bueno de los jefes y para casos como cuidar de un hijo enfermo. Por eso, los trabajadores de la fábrica de cristales en la que trabaja Jonathan se reunieron con el director de la empresa y el departamento de Recursos Humanos y acordaron poner días entre todos para que Jonathan pudiera estar con Naëlle.

Fuente y leer más: 20 minutos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s