Deja que una hiena le devore los genitales porque le dijeron que así se haría rico

chamangenizulu.jpg

Chamangeni Zulu es un muchacho africano que ha sufrido en sus propias carnes -nunca mejor dicho- las consecuencias de ser extremadamente supersticioso. Un brujo le dijo que “la mejor manera de hacerse rico era sacrificar partes de mi cuerpo” y, como aspiraba a disfrutar de los pequeños placeres de la vida que proporciona el dinero, decidió hacer caso a tan peculiar consejero, en un alarde supremo de ingenuidad. Pobre Chamangeni, con esa cara de buena gente que tiene…

Chamangeni cuenta que “siguiendo las instrucciones que me habían dado, fui a un arbusto, me quité la ropa y dejé que me atacara una hiena. Empezó a comerme por los dedos de los pies y… ¡devoró mi hombría!”. ¡Cómo me está doliendo! ¡Cuánta empatía me produce ahora el pobre Chamangeni!

Fuente y leer más: 20 minutos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s