Gana más de 100.000 euros al año por vender calcetines usados

Roxy Sykes, una londinense de 33 años, se dio cuenta de que podía entrar en la industria del fetichismo de pies, por la puerta grande, después de que un admirador se quedara prendado con la belleza de sus pinreles.

Esta gestora inmobiliaria decidió crear una página de Instagram para ver cuánto interés demostraban los usuarios por sus pies y, tras alcanzar más de 10.000 seguidores en un mes, decidió “escuchar” a sus fans y se lanzó al negocio de la venta por internet.

Leer más: 20 Minutos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s