Una mujer se lleva a la tumba la receta del salpicón

A lo largo de sus 67 años la viguesa Teresa Lago Fernández consiguió brillar en varias facetas. Junto a su marido, Pedro Luis, impulsó la joyería Pedro Luis Olivares, una de las más reconocidas de Murcia. Fue además una enamorada de la geografía española, una viajera que disfrutaba haciendo la maleta para recorrer la península de Norte a Sur y Este a Oeste, saboreando cada rincón. En la cocina era una chef consumada con una amplio abanico de “platos estrella”. Cuando hace varios días su familia tuvo que escribir la esquela de Teresa, en Murcia, decidió hacer un homenaje a la energía de la joyera -detrás y delante de los fogones- con un guiño nada frecuente. Tras mostrar el pésame por el fallecimiento e informar del lugar y hora a la que se celebraría el funeral, la nota terminaba con una coletilla: “Recibirá cristiana sepultura en el cementerio municipal de Vigo. (Y dejándonos sin la receta del salpicón)”.

Leer más: Faro de Vigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s