Un puente ofrece un servicio de conductores para los que no se atreven a cruzarlo

A pesar de que su nombre no es muy conocido, lo cierto es que muchas personas padecen de gefirofobia, el miedo irracional o excesivo a cruzar puentes o viaductos , que se agrava cuando se manifiesta combinada con la acrofobia, el miedo a las alturas. La palabra procede del griego gefura (γέφῡρᾰ, puente) y fobos(φόβος, miedo).

El temor a que se derrumbe, a factores externos como ráfagas de viento, o simplemente la duda sobre su integridad estructural, son algunas de las explicaciones que dan quienes la padecen, aun cuando no se haya tenido ninguna experiencia previa.

Leer más: labrujulaverde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s